Trucos

Trucos

Cocinar patatas al microondas

Poner las patatas con piel (mejor de tamaño mediano y de cuatro en cuatro) previamente envueltas en papel blanco de cocina, ponemos también un vaso pequeño de agua lleno en el centro y las patatas alrededor del vaso. Las dejamos unos trece minutos y después las dejamos reposar otros tres minutos.

Cocinar patatas al microondas

Patatas fritas crujientes

Si quieres unas patatas fritas crujientes por fuera y blanditas por dentro, mientras las frias, espolvorealas en la sarten con un poco de harina.

Patatas fritas crujientes

¿Se rompen tus patatas al hervirlas?

Si al cocer las patatas quieres evitar que se rompan, prueba a añadir unas gotitas de vinagre en el agua. Funciona!

¿Se rompen tus patatas al hervirlas?

mmmm... ¡Qué toque tan diferente tienen estás Patatas Fritas!

Para que te salgan unas patatas fritas con un toque diferente es tan sencillo como añadir a la sarten algunos dientes de ajo sin pelar, y con algún pequeño corte para que deje un ligero sabor.

¡Querrán repetir!

mmmm... ¡Qué toque tan diferente tienen estás Patatas Fritas!

Nos gustan las patatas fritas SUELTECITAS!!

¿Se te pegan las patatas fritas mientras las cocinas?

Aquí te contamos un truco para que no se te peguen las patatas fritas entre si nunca más.   Después de pelar y trocedar al gusto las patatas, el secreto está en poner las patatas preparadas a remojo en un bol con agua helada, puedes dejar unos cubitos para que no suba la temperatura del agua.

Luego es muy importante escurrirlas bien, te puedes ayudar con papel absorvente de cocina. ¡Ya las tienes listas! ¡Échalas directas a la satén! No te olvides que el aceite debe estar como máximo a 170º C

Tus peques lo notarán! ya verás!

Nos gustan las patatas fritas SUELTECITAS!!

Cocer patatas con todas sus vitaminas

Para conservar todas las vitaminas de la patata, tienes que hervirlas con la piel y pelarlas después.

Cocer patatas con todas sus vitaminas

¿Por qué tu tortilla de patata sale tan jugosa?

¿Quién no ha hecho esa pregunta alguna vez?

Y es que las abuelitas de nuestras amigas no nos cuentan sus secretos de cocina.

Por suerte tenemos un par de truquitos para que tus tortillas sean las más jugosas del barrio.

Cuando tengas las patatas con la cebolla ya fritas, ponlas en un bol junto con el huevo ya batido y dejalo reposar unos minutos. A continuación vierte el contenido en la sartén.

¡Notarás una mezcla perfecta!

Si además le añades un chorrito de leche al huevo batido, conseguirás que sea mucho más esponjosa.

¿Por qué tu tortilla de patata sale tan jugosa?